Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘vendas’ Category

cacxqbg1Buenas tardes.

Despues de un tiempo de ausencia, retomamos el interesante tema de la composición del botiquín con una entrada para tratar de explicar de una forma clara y breve el material de curas y vendajes que vamos a utilizar en las curas más sencillas.

imagen extraída de: http://www.revistalaguia.com

Con esta entrada pretendemos mostrar al lector una serie de materiales que, por supuesto no son los únicos ni los mejores, solo que a nosotros nos parecen apropiados y cómodos por su uso continuado y eficaz.

Vamos a continuar con el guión que elaboramos en la anterior entrada en relación al tema, en la que estableciamos 4 grandes grupos. Los grupos son: 

  •     Antisépticos y desinfectantes que incluiría los distintos productos que utilizamos habitualmente para la antisepsis de heridas y lesiones (ya tratado)
  •     Instrumental y aparataje, donde conoceremos el instrumental básico que sería aconsejable disponer así como los aparatos más comunes y su forma de utilización
  •     Material de curas y vendajes. Incluyendo gasas, apósitos, vendas y demás material utilizado habitualmente en las curas
  •      Drogas o medicamentos utilizados asimismo en situaciones específicas y bastante habituales.
  •      Situaciones especiales (vacunaciones, etc)

 

Vamos por tanto a abordar el apartado correspondiente a materiales de cura y vendajes. Intentaremos en lo posible huir de marcas comerciales concretas para centrarnos más en aspectos generales. Reitero que estos materiales que os presentamos son los que utilizamos nosotros habitualmente, por lo que quedamos abiertos a cualquier tipo de comentario, sugerencia, corrección o lo que gustéis. 

Para comenzar, indicar que vamos a dar unas indicaciones muy básicas correspondientes a botiquines caseros, muy sencillos. Para completar los botiquines del lugar de trabajo os recomendamos que os pongais en contacto con vuestras respectivas mutuas para que sean ellos quienes os indiquen y os asesoren en este tema.

Vamos a presentar:

  • apósitos
  • sueros
  • jabones
  • esparadrapos
  • bandas adhesivas
  • tiritas
  • vendas

Apósitos

Comenzamos definiendo lo que se conoce como apósito, definido en wikipedia como:

Un apósito es cualquiera de los diferentes productos sanitarios empleados para cubrir y proteger una herida

Existen diferentes tipos y formatos en función de su utilización, pudiendo encontrarnos con apósitos de curas, los más habituales, apósitos quirúrgicos, etc. El más común y conocido de todos ellos es la gasa y su presentación en forma de compresa de gasa. 

Las compresas de gasas son apósitos formados por gasa de algodón hidrófilo plegados en 4 u 8 capas.  El tamaño se define por su superfície total y el tamaño final de la compresa una vez plegada. Por lo general está compuesta de 8 capas  de gasa de 20 hilos/cm2 y presenta ocultos los bordes.

Las medidas que podemos encontrar habitualmente son 10*10, 20*20 utilizadas como apósito de curas y que podéis en la imagen . Asimismo podemos encontrarlas estériles (derecha) o sin esterilizar (izquierda). Para labores de limpieza de las heridas, podemos utilizar las gasas sin esterilizar, mientras que en actuaciones en las que se precise mayor grado de higiene, utilizaremos las estériles, recordando siempre que debemos utilizar instrumental estéril para su manejo (suturas, curas de heridas especiales, etc).

prevencion-055

imagen: http://www.conductapas.com

También podemos encontrar gasas de 12*23, conocidas también como apósitos quirúrgicos. Son un poco más grandes y se utilizan más en ámbitos hospitalarios. prevencion-087

imagen: http://www.conductapas.com

Apósitos especiales

Existen multitud de apósitos en el mercado, pero nos gustaría presentaros un par de ellos que merecen realmente la pena tener en un botiquín básico. Se trata de un apósito para oclusión de las heridas, que no se pega y que recoge los exudados de la misma evitando, de una forma parecida a como actúan salvaslips, compresas y pañales, el continuo contacto de la zona lesionada con el exudado desprendido. Éste, queda depositado en el apósito manteniendo la herida limpia y evitando el molesto pegado del apósito.

p1200146

imagen: www.conductapas.com

Este tipo de apósitos, se presentan en diferentes tamaños, pueden ser recortados a medida de la herida y presentan dos caras diferentes. Una brillante, que debe colocarse en contacto con la herida (esa cara “brillante” es la que evita el contacto con el exudado y el pegado. En la foto se corresponde con la cara que no se ve, la que está en contacto con el fondo negro) y otra sin brillo.

prevencion-094

imagen: www.conductapas.com

 

El otro apósito que os quiero comentar es un “apósito interactivo” que está impregnado de diferentes productos, dependiendo del fin para el que esté destinado. Es conocido como tull y os dejo una reseña encontrada en http://www.medwave.cl/enfermeria/enfquirurgicaacs/4/1.act

Los apósitos interactivos mantienen un ambiente húmedo en heridas y úlceras, permitiendo una cicatrización más rápida. El tull, o malla de contacto, tiene baja adherencia al tejido y contiene petrolato y antisépticos como clorhexidina al 0,5% y centella asiática, que estimula la formación de tejido conectivo; también existen variedades con otros agregados, como vaselina y parafina. No se adhiere, por lo que no produce dolor ni traumatismo en el momento del retiro.

prevencion-097

imagen: www.conductapas.com

Según su material de fabricación, estos apósitos se clasifican en dos grandes grupos: El tull de gasa natural, fabricado de algodón, se puede utilizar en: quemaduras tipo A de gran extensión; grandes injertos cutáneos; heridas o úlceras grado 3 con 100% de granulación; pie diabético tipo 1, 2 y 3 sin infección; heridas que tengan algún riesgo de infección, pero sin infección actual, con escaso exudado y de pequeño tamaño, como por ejemplo, heridas dehiscentes o periestomas. El material debe ser altamente poroso para impedir la maceración del tejido; lo ideal es usar un apósito secundario transparente para obtener la máxima duración. La frecuencia de curación debe ser cada 72 horas.

El tull sintético, fabricado de rayón, también contiene petrolato u otro agente como centella asiática; se puede usar en heridas o úlceras grado 2 ó 3 con 100% de granulación; quemaduras tipo A de pequeña extensión; injertos cutáneos y circuncisiones. La frecuencia de cambio es de 7 días en heridas limpias.

 

Esparadrapos, bandas adhesivas y tiritas

 Todos ellos se utilizan para tapar las heridas y sujetar asimismo los apósitos utilizados para la oclusión de las mismas.

Existen variedad de esparadrapos en cuanto a su composición y encuanto al tamaño. Los hay de tela, hipoalergénicos, transparentes, transpirables, de papel, tape, etc. En un botiquín básico sería recomendable tener uno hipoalergénico, que evitará complicaciones debido al contacto continuado del mismo con la piel. Los de tela son muy resistentes pero suelen dejar irritada la zona de contacto con la piel. Están más aconsejados para sujetar vendajes evitando el contacto directo. A la izquierda en la imagen podéis ver una pequeña selección de esparadrapos de fibra sin tejer, hipoalergénicos y los de la derecha se corresponden con los de tejido, comunmente conocidos como esparadrapos “de tela”

p1200141

Las bandas adhesivas sirven para sujetar todo tipo de apósitos, se presentan en diferentes tamaños y son muy útiles debido a la versatilidad que presentan. Permiten un uso bastante prolongado sin aparecer irritaciones y se manejan con suma facilidad, pudiéndose cortar a medida para cubrir el apósito en su totalidad.

prevencion-109

imagen: www.conductapas.com

 

Se presentan en diferentes anchuras y en rollos de hasta 10 metros. Cortamos la cantidad necesaria como para dejar un par de centímetros de sobra a la superficie ocupada por el apósito y se pega sobre éste, quedando inmovilizado y permitiendo una autonomía de movimientos mayor que si se fijara con un esparadrapo.

prevencion-111

imagen: www.conductapas.com

 

Para simplifiar las cosas existen en el mercado unas bandas adhesivas con apósito incorporado, ideales para la oclusión de heridas y que ya vienen preparadas para tal fin, ahorrándonos tiempo y siendo muy prácticas. Las hay de diferentes tamaños. Como ventaja presentan la comodidad de no tener que cortar apósitos, pegarlo con la banda, etc., pero pueden resultar incómodas si el tamaño no se ajusta al de la herida a cubrir. Os dejo con una muestra de las muchas que hay en el mercado.

 

p1200145

  

imagen: www.conductapas.com

 

Las tiritas permitan tapar pequeñas heridas o rasguños, pero debemos tener cuidado ya que muchas están hechas de material plástico y pueden producir una maceración de la herida. Las hay individuales, en tira para cortar a medida y en rollo. Una tirita debe permitir “respirar” a la herida para evitar este tipo de problemas. Existen en el mercado rollos de tiritas hechas en material traspirable que evitan la maceración de las heridas. Os muestro varios tipos de ellas.

 

p1200143

imagen: www.conductapas.com

Sueros y jabones

Estos apósitos o gasas que os acabamos de presentar los podemos utilizar para el lavado de heridas en sustitución del clásico algodón. Estos apósitos, no dejan restos de material y además están preparados para su utilización en estas lides. El algodón suele dejar restos que es preferible evitar en las heridas para evitar complicaciones en forma de infección.

La mejor cura para pequeñas heridas es el lavado con agua y jabón. Si no disponemos de productos adecuados, un jabón tradicional (tipo chimbo) está indicado para la limpieza de pequeñas heridas.

Hoy día podemos encontrar en farmacias y parafarmacias jabones antisépticos derivados del iodo que son muy útiles. Existen varias marcas, alguna muy conocida, que lo comercializan. En la imagen os enseño una muestra en tubo de ensayo y en una gasa para que observéis su color y textura. Es un buen jabón y debemos tener la precaución de no utilizarlo en pacientes con sensibilidad a sus componentes.

p1190139

imagen: www.conductapas.com

 

Se deposita en una gasa y con ella se frota la herida, siempre de dentro de la misma hacia fuera siguiendo un movimiento circular, para así desplazar la suciedad hacia fuera del contro de la lesión. Una vez jabonada la herida, la aclararemos con una solución salina al 0,9% conocida también como suero fisiológico. En caso de no tenerlo, utilizaremos agua corriente, pero en la medida de lo posible, se recomienda utilizar esta solución. La podemos encontrar en diferentes tamaños y formatos.

prevencion-116

imagen: www.conductapas.com

 

Una vez aclarada la herida, se procederá a su oclusión, con otra gasa limpia o con algún apósito especial, en caso de disponer de él, como los presentados líneas más arriba.

Vendas

Las vendas también se pueden utilizar en sustitución del esparadrapo y de las bandas adhesivas para sujetar apósitos. Además de esta utilidad, se pueden utilizar para hacer vendajes funcionales, muy utilizados por deportistas o vendajes terapeúticos, para inmovilizar articulaciones, miembros o lesiones.

Tradicionalmente las vendas que todos hemos conocido han sido básicamente dos. Las de aldodón y las de crepé. Estas últimas eran lavadas en las casas para su reutilización. Más de uno se acordará de ellas. Las podéis ver en la imagen con la línea roja característica.

prevencion-098

imagen: www.conductapas.com

Hoy en día, la evolución tecnológica ha permitido materiales más cómodos y eficientes, dando paso a una nueva generación de vendas, más cómodas, útiles y fáciles de usar. Estamos hablando de la venda cohesiva. es un tipo de fibra que proporciona estabilización segura, constante y que no se desliza, como sucedía con otros vendajes que terminaban cayéndose irremediablemente.

prevencion-103

imagen: www.conductapas.com

Su fuerza es debida a la fibra de nylon. Se adhiere a sí misma y no a la piel. Es poroso y ligero, se mantiene en su sitio y proporciona una estabilización constante. Se presenta en diferentes tamaños y no necesita de ningún tipo de esparadrapo para sujetarse, ya que lo hace sobre si misma.

prevencion-105

imagen: www.conductapas.com

Otra venda muy aconsejable es la tradicional venda adhesiva, empleada para inmovilizar articulaciones en lesiones como los esguinces. Si, es esa venda que si no te ponen protección por debajo acaba depilándote toda la superficie vendada. Para su correcto uso, es aconsejable que nos indiquen la forma adecuada de utilización ya que mal empleada puede resultar peligrosa. De ello hablaremos en próximas entradas.

prevencion-106
imagen: www.conductapas.com

Antes de utilizar este tipo de vendajes adhesivos, solemos proteger la zona con una de estos dos tipos de vendas, dejándo siempre uno o dos centrímetros sin proteger para que la venda adhesiva pueda fijarse a la pier, pero no más de dos centrímetros. A la derecha podéis observar la de algodón y a la izquierda las que comienzan a sustituirlas.

p1200150

imagen: www.conductapas.com

Para terminar con esta entrada, me gustaría mostrar los conocidos “puntos de papel”. Se trata de pequeñas tiras adhesivas que se emplean en la aproximación de bordes en heridas y que hacen las veces de los puntos de sutura tradicionales cuando no se tiene acceso a éstos. Bien empleados son sumamente efectivos, pero ese es un aspecto que trataremos en ulteriores entradas.

prevencion-112

 imagen: www.conductapas.com

Si queréis más información acerca del tema, os dejo los enlaces de entradas relacionadas publicadas en este blog:

 

composición del botiquín

 

composición del botiquín (2)

 

Por último, recordaros que todas las críticas, sugerencias y comentarios que querais hacer, serán bien recibidos. Y si quieres utilizar la información que hemos expuesto, no dudes en hacerlo, pero por favor referencia el lugar de donde lo has tomado. Muchas gracias.

Un saludo.

Read Full Post »